Calero, entre algodones

La primera plantilla del Real Valladolid completó este jueves una sesión, a puerta abierta, donde se trabajó principalmente con balón con el objetivo de ultimar la preparación antes de medirse al Espanyol, el sábado en Cornellá.

Sobre el verde de los Anexos no estuvieron los lesionados Toni ni Luismi, ni tampoco el defensor Calero que sufre un proceso de gastroenteritis.

Antes de viajar a Barcelona el equipo ha entrenado esta mañana a puerta cerrada, en la última sesión previa al choque en el RCDE Stadium.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s