Un punto que no ayuda

Tablas en el Estadio José Zorrilla. Real Valladolid y Villarreal evidenciaron la igualdad de sus fuerzas en un partido sin dominador claro pero con múltiples ocasiones para cada equipo. Además del punto, el Pucela obtiene el golaveraje respecto a un rival directo por la permanencia.

Ambos conjuntos eran conscientes de lo que estaba en juego. No una final, porque queda mucha competición, pero sí tres puntos vitales. Por ello la premisa parecía ser no descoserse, mantener el trabajo defensivo en bloque y, con esos cimientos, tratar de construir en ataque. 

No obstante, el brillo no se hizo esperar. Lo puso Sergi Guardiola en el primer minuto de juego, con una exquisitez técnica y un pase para Hervías, cuyo disparo desvió Asenjo a córner. Tuvo trabajo el portero palentino en su vuelta a Zorrilla, quien para mantener su portería a cero contó con la inestimable ayuda de Bonera, que sacó bajo palos un disparo cruzado de Nacho que hizo soñar a los aficionados.

Sin embargo, en esa dinámica de juego, el Villarreal tenía mucho que decir. Tuvo algo más la posesión durante todo el encuentro, aunque la defensa blanquivioleta impedía que llegase el rival con claridad. Masip intervino en el 13′ para desviar la de Ekambi, y de nuevo el portero, en el 27′, detuvo un remate de Fornals.

El Real Valladolid, cómodo con balón y sin ello, aguantó los minutos de más empuje visitante, liderados por un incisivo Ekambi y con oportunidades para Gerard Moreno y Pedraza. Antes del descanso la tuvo el Pucela a balón parado, pero al buen trabajo de pizarra del míster le faltó precisión en el envío al segundo palo, en una falta lateral cerca del área.

 

Juego inteligente
La segunda mitad comenzó con más empuje local, con un Alcaraz omnipresente y las buenas internadas por banda de Hervías y Keko. Era más vertical el Real Valladolid, pretendía domar el balón el Villarreal, y en esa partida el intercambio de golpes fue constante.

Primero tú, después yo, blanquivioletas y amarillos se repartían las llegadas. Kiko Olivas apareció providencial para sacar casi bajo palos un centro chut de Miguelón, el disparo de Hervías se perdió alto en una contra de manual, y ambos equipos tuvieron desde el saque de esquina la ocasión de hacer daño. Todo ello antes del minuto 65, cuando comenzó el carrusel de cambios, futbolistas de refresco pero mismo guión.

En el tramo final el Real Valladolid, siempre desde una defensa consolidada, quiso aparecer más en ataque.Joaquín remató de cabeza una falta botada por Míchel, Nacho disparó dentro del área pero se encontró un defensa en su trayectoria, y Chukwueze probó una volea desde la frontal del área que se fue cerca del palo. Con ambos conjuntos dando por válido el empate, en el 85′ un disparo de Verde a punto estuvo de sorprender a Asenjo, traicionado por el último bote de un balón que estuvo a centímetros de acabar en el fondo de las mallas.

Con este punto el Real Valladolid suma 26, tras 23 jornadas, y se mantiene seis por encima del Villarreal, penúltimo. La próxima jornada el equipo visita el Nou Camp, sábado a las 20:45 horas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s