El VAR manda al Pucela al hoyo

El VAR volvió a ser protagonista en la derrota pucelana y ya no es casualidad. Coke marcó el primero tras rematar de cabeza una falta inexistente, el árbitro anuló un gol legal a Óscar Plano y Roger anotó el 2-0 en el último minuto de partido, celebrándolo como si nunca hubiera jugado para los blanquivioletas.

El Levante comenzó el encuentro más enchufado que el Real Valladolid, con más intensidad y mayor control del balón. Tras alguna ocasión de Morales y Borja Mayoral los de Sergio González comenzaron a despertar. De la mano de Plano, el Valladolid le puso una marcha más al partido y le disputó el juego a los granotas.

Cuando el 0-0 parecía inamovible antes del descanso. Una entrada inofensiva de Toni Villa en donde se lleva el balón legalmente hacia una contra con un 4 para 3 a favor visitante es castigada por el árbitro con falta. La puso Rochina, Ünal pierde su marca y Coke cabecea al fondo de las mallas. En el siguiente lance, una jugada perfecta termina com una dejada de Villa a Enes Ünal que solo delante del portero, manda el esférico fuera del Ciutat de València.

Tras la reanudación, una magnífica volea de Óscar Plano termina en el empate a uno. Tras más de 5 minutos de revisión por el VAR y el árbitro principal, se termina anulando el gol con unas líneas falsas que dejaban al turco en falso fuera de juego. En las imágenes se puede ver cómo las líneas están mal hechas. Además de ello, Ünal no interviene en la jugada.

El mazazo del gol anulado dejó K.O. al Pucela durante unos minutos. La salida al campo de Verde y Keko le dio un impulso al equipo, especialmente la de Gontán, que junto a Antoñito llevaron todo el peligro visitante. El Levante completamente encerrado en su campo sólo podía atravesae el centro con las cabalgadas de Toño, Morales y Jason.

Las ocasiones del Valladolid no dejaban de producirse. Calero, que se incorporaba constantemente con un gran físico, Verde, Borja, Míchel, Duje Cop, Keko, etc. El Pucela rondaba el gol en cada minuto pero este se resistía. Tras 6 cambios y más de 5 minutos de pérdida con el VAR, el árbitro añadía 6, algo que era protestado por el banquillo de Sergio González.

En la última jugada del partido, Roger Martí, ex del Valladolid, anotaba el 2-0 con todos los blanquivioletas volcados hacia la portería de Oier. El delantero celebraba el tanto quitándose la camiseta como si de una final de Champions se tratase, olvidando el buen trato que tuvo en la capital castellana.

Con esta derrota el Valladolid tendrá una final el domingo que viene contra el Celta en Zorrilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s