Aquí está el Real Valladolid

El Real Valladolid saca un empate valiosísimo en Balaídos tras ir perdiendo 2-0 y 3-1 en un partido en el que fue superior a los vigueses.

Parecía que aquel Pucela de finales de 2017 había vuelto cuando en 9 minutos ya iba perdiendo por 2-0. Los de Sergio González no habían ni llegado a Vigo y ya tenían dos goles en contra y muy mala pinta, especialmente, sabiendo que no habían conseguido marcar en los cuatro primeros encuentros.
Poco a poco los blanquivioletas empezaron a tocar la pelota y hacerse con el control del juego.

Rubén Alcaraz sacó su fusil a pasear y con un disparo desde fuera del área empezó a incomodar a Rubén. Su lanzamiento tocó en el poste y se marchó fuera. La banda izquierda, tan poco utilizada la temporada pasada, dio muestras de carburar y, entre Nacho y Óscar Plano trajeron de cabeza a la defensa celeste. Una gran jugada del ex del Alcorcón, se saldó con un pase al lateral izquierdo, un centro milimétrico a la cabeza del dorsal 10 que inició la cuenta goleadora en primera división.

2-1 y los visitantes ya eran plenamente dominadores del balón. Sólo el pitido del árbitro salvó del empate a los vigueses, que terminaron los primeros 45 minutos encerrados en su área. El planteamiento de Sergio en el centro del campo estaba superando al de Antonio Mohamed.

Tras la reanudación, el partido continuó como había acabado, el Pucela tocaba y tocaba pero no encontraba el gol y el Celta cómodo con ese juego y la ventaja en el marcador. Cuando se estaban produciendo los mejores momentos del Valladolid, Iago Aspas, tras una jugada afortunada por la izquerda, se encontró un balón en la frontal, la pisó, y la puso con mimo al fondo de las mallas. 3-1 y el encuentro parecía acabado.

El míster, ex deportivista, sacó al campo a Unal, suplente por su falta de gol y lo juntó con Duje Cop. Casi el primer balón que tocaba iba para adentro. De nuevo, una jugada de Plano con Nacho por la banda izquierda, terminaba en un nuevo centro del lateral entre el portero y los defensas y que empujaba el turco sin que pudiera hacer nada Rubén.

El Real Valladolid se volcó en campo contrario y el Celta se replegó aún más. Sólo Sisto, que estaba fresco, podía cruzar el centro del campo con el balón controlado y darle algún susto a Masip. Óscar Plano seguía haciendo de las suyas y sólo las faltas lo podían parar, el Pucela creaba y creaba juego pero el gol del empate se estaba escapando.

Cinco minutos de descuento y los gallegos lograron perder tiempo en campo rival, al Pucela se le iba el partido y Sergio González decidió hacer su útimo cambio, Leo Suárez, que gozaba de sus primeros minutos. Cuando todo estaba perdido, minuto 94, otra vez los mismos protas, Nacho y Óscar Plano volvían a hacer de las suyas pero esta vez era el mediapunta el que se la ponía al joven argentino recién salido al campo para que llevara la locura a los aficionados que se habían desplazado hasta Vigo. 3-3.

Empate con muy buen sabor de boca por el buen juego realizado por el conjunto castellano y por haber sido en el último suspiro, lo que la liga quitó al Valladolid la semana pasada se lo ha devuelto. No obstante, los de Sergio fueron muy superiores desde el minuto 15 y se merecieron la victoria con un polémico gol de Maxi Gómez, un penalti no pitado a Olivas y dos disparos a la madera.

MVP: Óscar Plano

Goles:
1-0 | Iago Aspas | 4′
2-0 | Maxi Gómez | 8′
2-1 | Óscar Plano | 39′
3-1 | Iago Aspas | 60′
3-2 | Enes Ünal | 65′
3-3 | Leo Suárez | 90+4′

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s