Alberto Bustos: “Siempre creí en el ascenso del Pucela”

Pucela Sport ha entrevistado al concejal de Participación Ciudadana y Deportes del Ayuntamiento de Valladolid, Alberto Bustos (15 de mayo de 1971), que nos ha contado un poco de su vida personal, el cómo ha estado ligado al mundo del deporte y cómo ve el presente y el futuro del deporte en la ciudad. Deporte base, infraestructuras y saneamiento de los equipos, el eje fundamental de la política de esta corporación municipal.

P. ¿Estabas ligado al mundo del deporte antes de entrar a la corporación municipal?

R. Bueno, mi unión con el deporte era fundamentalmente con la base. Durante años he estado participando en la asociación de padres y madres del colegio de mis hijos y a partir de ahí he ido trabajando en el ámbito deportivo a nivel  de deporte escolar. Y, luego también, en el ámbito fundamentalmente de la animación infantil y juvenil, con mi trabajo y por mi experiencia asociativa siempre he estado en ámbitos de animación, animación comunitaria tanto en los barrios de Valladolid como en el medio rural y, en ese ámbito, el deportivo jugaba un papel muy importante a la hora de llegar a jóvenes, de llegar a chavales, de llegar a adolescentes, a la hora de fomentar hábitos de vida saludable. Esa es mi mayor ligación, la base y lo escolar. Y, luego antes de ser concejal de gobierno, he estado cuatro años formando parte del consejo rector de la fundación de deportes como concejal de la oposición, lo cual me ha dado la posibilidad de conocer mucho más en profundidad todos los ámbitos del deporte de Valladolid, ya no solamente la base de lo escolar, que la conocía bastante, sino el ámbito de instalaciones, o el ámbito de élite, o los eventos deportivos.

P. Llevas tres años siendo el concejal de Participación Ciudadana y Deportes, ¿Repetirías si tuvieras oportunidad el año que viene?

R. Es un período muy enriquecedor en lo personal, la posibilidades de intentar llevar a la práctica todo aquello que has querido hacer en otros ámbitos, como en el asociativo pero aquí tienes también la posibilidad de aparcar otros aspectos que desde el asociacionismo no llegas. Por tanto, en primer lugar es muy enriquecedor y muy positivo en cuanto a que yo creo que se están dando algunos avances, creo, significativos en todos los ámbitos. El desgaste personal va por días, cansa mucho porque lleva mucho tiempo, al final es de lunes a domingo, lleva mucho tiempo… Pero yo no me voy a quejar, yo creo que estoy aquí porque quiero estar o porque hay gente que creo que ha confiado en mí, en este proyecto colectivo que tenemos, en la vida hay situaciones mucho más complicadas que esta. Sería absurdo que yo estuviera quejándome de mi situación personal cuando hay gente que lo está pasando realmente mal. Estoy aquí porque quiero y, evidentemente, hay situaciones difíciles y complicadas pero incomparablemente a otras que desgraciadamente sí pasan en la ciudad. Sería un idiota si me quejara con la sociedad que estamos viviendo que es mucho más, cien veces más, dura que lo que vivo yo.

P. ¿Cómo lo haces para estar en el rugby, en el balonmano femenino y en el hockey a la vez?

R. Voy consiguiendo estar a la vez en varios sitios. Lo que intento en el ámbito deportivo es desarrollar algo que hemos querido siempre. Es una ciudad polideportiva, que hay muchos deportes y muchísimos tipos de niveles y deportes, desde lo escolar a la base de la élite. Por lo tanto yo creo que hay que estar en todo, y es tan importante estar en un partido del Real Valladolid, como en un partido de barrio de chavales, como en un torneo de tenis de mesa o como un espacio de personas mayores que están haciendo mantenimiento. Porque yo creo que es bueno conocer todas las realidades, la única manera de saber qué se necesita mejorar para organizar los eventos, para mejorar la instalación o para ver qué tipo de subvención hay que tener en un sitio es conocerlo directamente y conocer a los protagonistas. ¿Cómo lo hago?, pues dedicándole mucho tiempo y yendo a los sitios con ilusión, no como una carga si no a disfrutar de las cosas. Si yo estoy en un partido de un equipo de barrio, intento hablar con los aficionados, con los directivos del club, con el entrenador, con los chavales… para ver qué es lo que necesitan, cómo harían ellos las cosas e intento hacerlo también para disfrutarlo y yo creo también que se disfruta. El mundo del deporte es un mundo muy sano, con una gente muy implicada en su entorno y a mí eso me gusta. Por lo tanto voy, y lo disfruto también.

P. ¿Pasas más tiempo en los eventos deportivos los fines de semana con Óscar Puente o con tu familia?

R. Paso más tiempo con Óscar, con Saravia, con María Sánchez, con el resto de conejales, con medios de comunicación… que con mi familia, sin lugar a dudas. Desgraciadamente, es la parte más compleja. Esto surge a nivel familiar porque los horarios no se pueden compaginar, sobre todo en el ámbito deportivo además el fin de semana hay una vorágine de eventos. Hemos tenido en los últimos tres años más de 900 eventos deportivos en Valladolid, además de las ligas habituales que hay, eso implica el sábado completo, el domingo por la mañana… Pero explico que es una opción personal y una opción también como tipo de trabajo el de implicarse en la ciudad, no solamente con horario de oficina, sino estando en el día a día y en los barrios y en la red social de Valladolid. Si no sería imposible, es que tiene que ser así.

P. Si tuvieras que quedarte con un deporte, ¿Con cuál sería?

R. Eso es complicado de decir, sobre todo porque si digo uno los demás no estarán. A mí de pequeño me gustaba mucho el baloncesto, quizá soy alto y se me daba un mejor sin haber sido bueno nunca, el fútbol, el ciclismo me apasionaba y me sigue gustando además y luego me gustaba nadar. A nivel de practicarlo, los que más he hecho han sido baloncesto y natación y a nivel de poder verlo pues los que te he dicho. Pero me gustaban todos… ¡todos! Yo recuerdo que de pequeño ponían en la 2, que era la segunda cadena, ponían muchísimo deporte, y ahí me tenía que tirar mi madre de las orejas para que me fuera a estudiar porque yo veía lo que hubiera… ¡lo que hubiera! Cualquier deporte me gustaba verlo, me gustaba leer sobre ello, iba rápidamente a las páginas deportivas de los periódicos y cualquier deporte me gustaba.

P. ¿Qué ha supuesto el ascenso del Real Valladolid para la ciudad?

R. Yo creo que es importante, pero no solamente el ascenso si no cómo se ha producido. De momento era inesperado, con un arreón de mes y medio/dos meses en los que la gente ya no confiaba y eso ha dado una dosis de autoestima al ámbito deportivo de Valladolid, al propio equipo que parecía que podía estar ya en depresión acabando la temporada. Cuando se consiguen así las cosas, con esa comunión final de la ciudad, de la afición, del equipo, de medios de comunicación… yo creo que se valora mucho más. Yo creo que es importante, está claro que es fútbol es el deporte mayoritario, no el único como decíamos, pero es el mayoritario y arrastra a mucha gente. Mediáticamente yo creo que la ciudad va a estar en boga durante un año pues en todo el mundo, también es muy importante. Y queda más referencia en la élite, que digamos, siempre arrastra a la práctica deportiva de los jóvenes o del conjunto de la ciudadanía. Por tanto, yo creo que es importante.

P. ¿Se mantendrá en Primera División?

R. Ojalá, yo espero que sí. Lo cierto es que la segunda división se había puesto muy complicada de cara al año que viene con equipos muy relevantes, con mucho presupuesto, con ciudades históricas como Valladolid también evidentemente, yo no creo que hubiera menos de 14 o 15 equipos con aspiraciones de ascender. Una liga además de filiales lo complica más, yo creo que nos hemos ido de la segunda división en el momento justo. Y en primera división yo creo que es complicado, que hay mucho nivel que hay muchos equipos que aun siendo de ciudades pequeñas o con menos historia que Valladolid llevan tiempo en primera, con lo cual han acumulado recursos económicos para hacer plantillas competitivas. Pero yo creo que si se mantiene la base de este año, que ha sido una base no solo en lo deportivo, sino en lo humano, muy cohesionada con algunos fichajes por línea que puedan enriquecer en nivel del equipo, yo creo que el equipo se puede mantener. Es deporte y hay muchas cosas que no se pueden prever. Yo espero que sí.

P. Siendo sincero, ¿Creías en las posibilidades de ascenso del Pucela en abril?

R. Siendo sincero, es que soy un optimista compulsivo. Yo hasta el final creo en las posibilidades, pero eso es un tema mío de que soy muy optimista y siempre espero hasta el final, yo veo un partido al minuto 94 y faltan dos goles y digo: todavía puede ser tal, nosequé… Yo estaba viendo la selección española de y decía van a meter un gol como sigan dando toques. Yo hasta que nos sea matemáticamente imposible, creo que pueden pasar las cosas. Lo cierto es que el día que perdimos aquí con el Sporting, que además era el primer partido de Sergio, que se esperaba ganar… se notó mejoría pero ya es muy difícil, y el día que nos metió el gol el Cádiz en el minuto 93, joder, se pone muy complicado. Pero hemos confiado hasta el final, yo que esta temporada he ido a muchísimos partidos del estadio, y aunque a veces salíamos cabreados con el partido, decíamos: pero todavía se puede.

P. Con la gran temporada de las guerreras en Huerta del Rey, en donde han llevado al pabellón más aficionados que muchos equipos de primera división masculina, ¿Dónde está el techo del Balonmano Aula?

R. Pues no lo sé, parece difícil verlo porque es un equipo que ha crecido desde ser un equipo de barrio, en los Pajarillos, a ser un referente del deporte femenino y del deporte ya, no solo femenino, sino de todo Valladolid. Desde una estructura de gente muy cercana, de gente muy familiar, casi partiendo desde un mundo amateur se ha ido profesionalizando, y yo creo que no tienen techo ahora mismo mismo, y me alegra especialmente porque es un club por el que tengo una simpatía muy especial, por el que yo creo que apostamos desde el principio, aunque partiera de una situación de inferioridad muy importante con respecto a otros clubes hay que recordar que a nivel de subvenciones, el Aula partía cuando empezamos nosotros con siete mil y pico euros y está ahora mismo en más de 50.000. Es el club que más ha aumentado las ayudas municipales porque además nos parecía que había que apostar especialmente, porque podía ser un referente de deporte femenino y eso es algo que aportó mucho interés en tener referencias para que las chicas hagan también deporte en Valladolid, por tanto estamos encantados con que el Aula tire para arriba.

P. ¿Eres del VRAC o del Chami?

R. Soy de los dos, lo digo de verdad. Hay gente que es de los dos equipos y yo me alegro cuando ganan los dos. Estamos encantados con que el rugby, que ya antes tenía buenos resultados, y que con esta apuesta que hemos hecho ahora (instalaciones importantes, base…), está repercutiendo en el rugby nacional. Tiene un margen de mejora muy importante. En los países del entorno es un deporte que ha crecido mucho, en España aún falta mucho por hacer pero estamos en el camino.

P. ¿Fue un golpe duro no celebrar la final de Copa en Valladolid?

R. Fue complicado para los aficionados. Se puede entender que si hay una sede fija desde el principio sea en otra ciudad, pero si se espera a ver cuáles son los finalistas, lo lógico hubiera sido hacerlo en Valladolid. Todo nuestro respeto a Valencia y a la Federación, pero creo que ahí se cometió un error.

P. ¿Debería el ayuntamiento proporcionar transporte público hasta los campos de ‘Pepe Rojo’?

R. Es algo complejo porque los derechos de transporte los tiene una empresa que va hasta Renedo, y no es tan sencillo poner un transporte. Sin embargo, es un tema de movilidad en el que se está trabajando, aunque no sea siempre pero si para encuentros determinados con más afluencia. También se trabaja para que el carril bici llegue hasta allí. Lo llevamos tanto nosotros, como los clubes y la Universidad. Al ser una carretera autonómica la junta debe estar implicada también.

P. Tras la desaparición del Balonmano y Baloncesto Valladolid, y con el retorno a la élite cuatro años después del Atlético y el CBC Valladolid, ¿merecen el deporte más apoyo del Ayuntamiento?

R. Ambos clubes son un ejemplo de una mayor racionalidad en el deporte de élite ahora. Cuando había dinero en todos los ámbitos (empresarial, institucional, deportivo…) desaparecieron los clubes de balonmano y baloncesto y el Real Valladolid entró en concurso de acreedores, y el deporte de élite en Valladolid pegó un gran bajón. Cuando entramos nosotros apostamos por la base, pero sin olvidarnos de la élite. Ambas van de la mano. Ahora todo es más transparente, hay mejores estructuras. Y se ha dado un gran incremento en el deporte escolar y de base.

P. ¿Cómo calificarías el nivel de instalaciones que tiene Valladolid a nivel deportivo?

R. Valladolid tiene muy buenas instalaciones, y muchas. Es un trabajo de muchos años, no de ahora. En el deporte las cosas se hacían muy bien desde antes. Nosotros las hemos consolidado y mejorado, pero desde hace mucho se funciona bien. Sin embargo, hay un déficit de mantenimiento. Se han invertido seis millones de euros en instalaciones de esas que no se ven (cubierta piscina, goteras y suelos en pabellones, arreglo de césped artificiales, campos abiertos en barrios…). Las más importantes también necesitan ese mantenimiento. Se va a aprobar una cantidad importante para Huerta del Rey, Pisuerga y Zorrilla.

P. ¿Queda descartado para siempre el ‘Valladolid Arena’?

R. Para siempre es demasiado aventurarse, pero tal y como estaba acontecido me parece imposible llevarlo a cabo. Las inversiones en estos momentos deben ser más sencillas y cercanas a la gente, y no en macro – espacios, bien sean comerciales o de otro ámbito. Esto se ha visto que puede producir diferencias entre zonas de una misma ciudad. En la parcela deportiva se puede retomar, pero en el planteamiento de macro – espacio comercial, no lo veo viable para Valladolid.

P. ¿Volverá la ‘Vuelta a España’ a pasar por Valladolid?

R. Seguramente sí. Las rutas son cíclicas y ahora las llegadas suelen ser en pequeñas localidades para que se den a conocer turísticamente. También se han puesto de moda llegadas en alto. Ya no se tiene tanto en cuenta las grandes ciudades, pero creo que en no muchos años debería volver a pasar por Valladolid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s