Derbi ACB

El CBC Valladolid cae en el derbi en Villamuriel frente al Palencia Basket por 76-73.

Pocas veces un partido en el exilio había tenido tal magnitud de prensa y aficionados. Debido a las obras de mejora en el Polideportivo Marta Domínguez de la capital palentina, el Chocolates Trapa lleva jugados todos los partidos de temporada en el Pabellón Provincial de Villamuriel (Adolfo Nicolás); frente al Valladolid no fue diferente, ya que se espera que se termine durante los primeros meses de 2018.

A pesar del ambiente cálido de los aficionados, el pabellón en la cercana población de Villamuriel era completamente gélido. El frío hacía que las más de 3.000 personas que ocupaban sus asientos no se quitaran el abrigo, como si de un partido en Zorrilla se tratase. Pronto se comenzó a ver a dos equipos que iban a luchar y a dar el todo por el todo. El intercambio de canastas era frenético y ninguno de los dos daba su brazo a torcer. Anotaba Urko y respondía de la Fuente, así durante todo el primer cuarto; los parciales máximos que se conseguían eran de 4-0 y 0-4; una muestra de la igualdad sobre la pista. Al final de los primeros 10 minutos, los dos equipos castellanos dejaban una proyección cercana a la centena de puntos, aunque un minuto entero sin anotar frenaba un poco la anotación; 23-21.

El segundo cuarto no iba a tener la misma tónica que el primero. El Chocolates Trapa plantó una defensa inexpugnable y frenó el intercambio de canastas. Con un muy buen Barnes en la zona, Paco García tuvo que tirar de experiencia para cambiar su zona a marcaje al hombre. Al conjunto palentino le costaba también anotar y el juego entró en unos minutos broncos sin canastas y con varias faltas seguidas. Sólo un inspirado Alvarado pudo voltear la situación y volver a situar la igualdad en un marcador que había dominado la capital del Carrión desde el inicio del cuarto. 10 minutos de buenas defensas que olvidaron la proyección de los 100 puntos con un escueto 15-13. Al descanso, la fuerza y la potencia en las zonas eran las protagonistas y el marcador seguía reflejando la máxima igualdad; 38-34.

Tras el paso por vestuarios vivimos una auténtica deblacle vallisoletana. Ayudados por su público, los de Joaquín Prado comenzaron una auténtica exhibición, canasta tras canasta y defensa presionante que provocó varias pérdidas y faltas en ataque de las ardillas. Tiburones de Pisuerga y Pucelaikos comenzaban a desesperarse en las gradas con el parcial que iba consiguiendo Palencia. Con 15 de diferencia, y viendo cómo se estaba desarrollando el cuarto, parecía que el partido iba a caer del lado local. Cuando peor lo pasaba el Carramimbre, una tapón sideral de Jito Kok levantó a las peñas visitantes y dio un golpe de moral al equipo, un segundo tapón en la siguiente jugada inició una remontada y un vendaval pucelano. Chatman, de la Fuente, Graham-Bell, al CBC Valladolid le entraba absolutamente todo y Kok, con sus muelles, convirtió la zona visitante en una muralla. El parcial local fue volteado en los 4 minutos que restaban del cuarto; Reyes devolvía la igualdad con el 52-52. Sin embargo, dos canastas seguidas de Grimau volvían a darle una pequeña ventaja al Palencia al finalizar el tercer cuarto; 56-52.

El inicio del último período serviría para ver una continuidad en el juego del Pucela. El conjunto de la Bella Desconocida se veía superado por los de Paco García constantemente, hasta el punto de sacar de quicio a los morados. El dorsal 11 (Quique Garrido) de los locales sufrió doble técnica, que lo mandó a la grada. Jito seguía con sus muelles, de la Fuente y Alvarado ejecutando y Chatman dirigiendo hasta llegar a una cómoda ventaja de 66-71; +5 a falta de 2 minutos. Ataques para agotar la posesión en estos 120 segundos que no entraban se encontraban con un inspirado Chocolates Trapa que lo metía todo por la vía rápida. Con 70-73 y 30 segundos por jugarse, una falta sobre Graham-Bell pudo haber terminado con el partido, pero, tras errar los dos tiros libres, Pressley, con un tiro muy forzado la enchufaba de 3 para traer el empate y la locura en la grada. Quedaría la última posesión para el Pucela que, con un tiro precipitado de Alvarado a falta de 5 segundos (podría haber agotado el cronómetro), sirvió para que, de nuevo Pressley lanzara de 3 en una contra vertiginosa. 76-73, final.

El CBC ofrece un auténtico espectáculo en Villamuriel ante un muy laborioso Palencia. La épica remontada quedó en nada ante los errores en los segundos finales. La décima victoria tendrá que esperar y la lucha por entrar en playoff se abre aún más con la llegada de los palentinos a los puestos nobles. Un derbi que tuvo de todo, polémica, tensión, remontadas y final de infarto. Muy ACB.

MVP: Urko Otegui; su clase quedó demostrada en los minutos en donde borró del mapa al CBC Valladolid. Nivel ACB.

Chocolates Trapa Palencia (76): Bryce Pressley (13), Sergi Pino (11), Lamont Barnes (10), Jordi Grimau (7) y Urko Otegui (12) -quinteto titular-. También jugaron: Jason Calliste (-), Andrés Miso Molina (4), Quique Garrido Foz (6), Dartaye Ruffin (-), Nikola Cvetinovic (11), Sani Campara (0), Carlos Toledo (2).
Carramimbre CBC Valladolid (73): Henri Wade-Chatman (13), Álex Reyes (2), Greg Gantt (4), Sergio de la Fuente (22) y Cristian Uta (4) -quinteto titular-. También jugaron: Rowell Graham-Bell (8) Eduardo Castaño (-), David Paniagua (-), Jito Kok (8), Daniel Astilleros (3), Óscar Alvarado (9) y Max Hopfgartner (0).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s