Ultimátum a Sampedro

Lus César lleva un camino muy peligroso al frente del Real Valladolid. Comenzó la temporada de una forma brillante. En pretemporada maravilló con su juego vistoso, las oportunidades que se creaban y con los resultados que se obtuvieron: 10 partidos y sólo una derrota.  Curiosamente, y, en la actualidad, lleva un camino completamente contrario. De las últimos 10 encuentros oficiales, sólo una victoria.

Y no había muchos que adivinaron hace un par de meses, la situación del equipo a estas alturas, y es que, el Pucela empezó muy bien en liga. Victorias a rivales que, en teoría eran más favoritos para el ascenso como el Tenerife y el Granada. Varios choques  encadenando 4 goles. Un espectacular partido frente a la Cultural Leonesa que terminó con 4-4 tras ir 2-4.

Un Real Valladolid que divertía pero que recibía muchos goles. Desde Pucela Sport, ya adelantó Luis M. Fernández que los blanquivioletas no iban a subir a primera jugando así, y pocos le creían. Un conjunto que transitaba en la zona noble, entre la tercera y la sexta plaza que daba acceso al playoff y una afición que se lo pasaba bien en el campo.

¿Qué pasó? Que el resto de entrenadores vieron cómo jugaba el Pucela y planteaban onces y tácticas preparadas para frenar a los de Luis César. Defensas intensas con todos los jugadores en su área y contrataques rápidos desnudaban las carencias defensivas vallisoletanas. Eso, sumado a los goles encajados en los primeros 10 minutos, han convertido a Masip en blanco fácil (a pesar de sus buenas actuaciones). Un aficionado ya no puede diferenciar si está viendo un partido del Pucela o un encuentro del Fifa 18 con el dominio y los goles a la contra.

Algunos ya lo avanzaron en verano, cuando Sampedro fichó. A pesar de la buena temporada realizada en Lugo, (aunque a estas alturas, Francisco, su sustituto, lleva al equipo lucense en segunda posición, mejorando la zona media de Luis César). Pero los gallegos no fueron los únicos que disfrutaron/sufrieron al míster, sino que hay uno manchego que se hartó de él a mitad de temporada.

El caso del Albacete. Antes de entrenar al Lugo, Luis César Sampedro lo hizo en el equipo manchego. Logró el ascenso a la segunda división del fútbol en su segunda temporada, y lo hizo con récord de puntos. En la siguiente temporada, tiró de jugadores con experiencia para remontar su mal inicio y lograr la permanencia, pero, en su cuarta temporada en el club, su vistosidad en el juego, alabada anteriormente, quedó atrás. Las grandes goleadas encajadas por el sistema que utilizaba hicieron que los albaceteños no salieran de la zona de descenso y fuera despedido en marzo de 2016.

Curiosamente, este sábado se enfrenta el Valladolid al último equipo que despidió a Luis Ángel César Sampedro, el Albacete. Si no gana en su antigua casa, tiene muchas papeletas para marcharse del exigente banquillo pucelano. A los aficionados, se les ha terminado la paciencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s