El Pucela dimite tras perdonar la goleada

El Real Valladolid cae 2-3 frente al Numancia en Zorrilla.

Prometía ser un derbi con muchos goles, y no defraudó en ese sentido, se vieron 5 y pudieron ser muchos más. Especialmente, del Valladolid tras ponerse 2-0.

Comenzó el encuentro con un Pucela muy intenso, la aparición de 3 centrales y dos carrileros pareció solucionar los problemas defensivos. Cotán estuvo apunto de abrir el marcador tras un pase de Mata que lo dejaba solo para empujarla; falló. Quien no lo haría sería el propio “9” en una mala salida de balón visitante, se quedó delante del portero y no perdonó. Sin tiempo para recuperarse del tanto, un centro lateral encontraba en la puntera de Jaime Mata su dirección hacia portería. El delantero sumaba su 14º gol de la temporada. 2-0 en el minuto 18, ocasiones a favor y sonrisa en las caras de los jugadores locales.

Pudo ampliarse el marcador en varias ocasiones. Mata, que pudo regalarle a Anuar el tercero, intentó el hat-trick sin éxito. Ibán Salvador la tuvo también delante de Aitor Fernández pero no supo resolver. Mata de nuevo y Toni también pudieron subir el 3-0. Se llegó al descanso como pocas veces se había conseguido esta temporada, con un marcador muy favorable, con muchas ocasiones a favor y ninguna en contra. Los jugadores pucelanos se iban con los deberes bien hechos y en comunión con la afición.

Comenzaba la segunda mitad y, con ella, los problemas. Un balón llovido al área y que no fue despejado, le caía a Nacho Romo, este le hacía un auténtico roto al lateral Nacho (que quedó tumbado tras el quiebro) y anotó con un disparo cruzado. Hasta ese momento, el Numancia no había pisado la línea de 3/4 y, tras esa jugada aislada, el Pucela dimitiría del encuentro. Los de Luis César echaron por tierra todo el trabajo bien hecho en los primeros 60 minutos en 30 para olvidar. Tras el gol soriano, Kiko Olivas cometía una acción de primero de fútbol y sería expulsado por doble amarilla. Las alarmas ya habían sonado en Zorrilla.

El fiasco continuó cuando Carlos remataba un córner que no se consiguió despejar, tras pasar por debajo de, hasta 4 jugadores blanquivioletas, la pelota se colaba floja y junto al poste. 2-2. El Real Valladolid intentó lograr la victoria con un jugador menos, y casi lo consigue en alguna internada de Hervías y Óscar Plano. Aunque suene increíble, el Pucela sacaba los córners con dos jugadores a pesar de tener 10 sobre el campo. Cada jugada a balón parado local era respondida por una contra de cinco numantinos frente a dos defensas; parecía que la victoria rojilla estaba cerca. Y vaya si lo estaba, cuando parecía que el 2-2 iba a aguantar en el videomarcador, otro saque de esquina, terriblemente defendido, terminaba por helar Zorrilla. 2-3 y Luis César terminó pitado y cuestionado.

Con esta derrota, los vallisoletanos se alejan del ascenso directo y el playoff y dejan en una victoria en los últimos 8 partidos ligueros un balance muy pobre (1 de 10 si contamos los dos de Copa). Un Pucela que empieza a “acostumbrarse” a jugar con 10.

MVP: Guitián. No destacó ningún jugador numantino, y en el Pucela, tras la dimisión de todo el equipo, el único que dio la cara fue el central que volvía al 11 inicial en una posición un tanto peculiar. Un Borja sin pasar el medio campo. En el primer tiempo estuvo imperial y en el segundo dio la cara cuando sus compañeros estaban cabizbajos.

GOLES:

1-0 | MATA | 11′

2-0 | MATA | 18′

2-1 | NACHO ROMO | 60′

2-2 | CARLOS | 71′

2-3 | GUILLERMO | 84

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s