Anuar toca y Jaime “Mata”

El Real Valladolid vence al Alcorcón por 4 goles a 0 en un partido muy sufrido.

Saltaba el Pucela al campo con la incertidumbre de si se iba a ver al equipo de Zorrilla o al que comienza a ser habitual fuera de casa. Mil aficionados más que lo que viene siendo costumbre se agolpaban en las gradas, por ser jornada festiva y por la cantidad de niños invitados al partido con sus clubes deportivos. En frente, un rival que llegaba tras perder tres partidos de forma consecutiva y que tenía a su entrenador (Julio Velázquez) en la cuerda floja.

Nada más escuchar el pitido inicial, se pudo ver la táctica con la que venía el conjunto alfarero a Valladolid. Una línea de 5 defensas muy junta a los 4 centrocampistas; un muro que había construido el entrenador a sabiendas de las dificultades del Pucela para enfrentarse a equipos superpoblados detrás. Táctica que ya le salió bien a Rubi en Huesca, eso sí, como locales y en un campo con una dimensiones más reducidas que Zorrilla. También el Rayo Vallecano sorprendío al conjunto blanquivioleta de este modo. Luis César, que ha debido preparar bastante bien el partido y era consciente que el Alcorcón saldría así al campo, ha trabajado un sistema más lento, sin extremos y de toque para intentar generar un juego que no pierda la pelota y que se encuentre cómodo con ella. Así había dispuesto la vuelta de Míchel, la entrada de Toni y la nueva titularidad de Óscar Plano; tres mediapuntas de un corte parecido. También se sumaba la aparición de Anuar en el centro del campo y su gusto por mantener el esférico. Las órdenes de Ángel y Antoñito eran claras, subir menos para que no sorprendiera el rival a su espalda.

El partido se iba desarrollando con un Valladolid con un dominio estéril y un Alcorcón muy encerrado atrás, apenas un par de ocasiones para los locales y un cabezazo en jugada a balón parado para los visitantes. Todo cambió en un centro al área de Ángel muy bomebeado y fácil de atrapar. Dani Jiménez saltó, lo cogió y lo perdió. Jaime Mata estaba en el sitio justo para poner el pie y rematar a placer. 1-0, el Valladolid rompía la maraña defensiva visitante y comenzaba un partido nuevo. Se llegaba al descanso con el deseado gol que abría el marcador; el equipo sabía de la dificultad de jugar con este nuevo sistema y de las ventajas de adelantarse.

En el segundo tiempo, el conjunto de Julio Velázquez, ya más valiente y con una presión más alta (aunque con la misma superpoblación defensiva), intentó lograr el empate, aunque volvió la mala fortuna para ellos. Míchel Herrero lanzaba una falta que golpeaba en la barrera alfarera, despistaba a Jiménez y el esférico entraba plácido al fondo de las mallas. 2-0 y todo se ponía más de cara para los de Luis César. El Alcorcón sí que realizó nuevos ajustes para buscar el primer gol (aguantar el 1-0 y lograr con suerte el empate ya no le valía). Alguna ocasión generaron los visitantes, pero sin mucho peligro, Masip no tuvo ningún tipo de trabajo más allá de algún centro y el tercer gol parecía estar más cerca que el primero de los amarillos (ayer de negro).

Y así fue. Cuando ya parecía hecha la victoria por 2-0, y el Alcorcón intentando morir en el área blanquivioleta, un pase perfecto de Hervías a Gianniotas (dos extremos para darle profundidad al equipo cuando los rivales se abrieron), terminó con un zapatazo del griego al larguero, el rebote le cayó a ¿quién?, pues a Jaime Mata, que estaba justo debajo de la trayectoria del balón. Sólo tuvo que poner la testa para poner el tercero en el marcador y el octavo en su cuenta particular (pichichi y con 3 goles de diferencia a los segundos. 3-0 y para casa, aunque aún faltaba la obra de arte. Tras tres goles con mucha suerte, el griego realizó un jugadón en el tiempo de descuento. La cogió en la banda derecha, recortó, se fue hacia dentro y desde el borde del área la puso con la izquierda y con mucha rosca lejos del alcance de Dani Jiménez. Otra vez 4 goles, por cuarta vez en la temporada.

El Real Valladolid se sitúa en cuarta posición, a un punto de la zona de ascenso directo en la que están Osasuna y Sporting. 20 goles a favor, 6 goles más que el segundo más goleador el Rayo Vallecano. En 3 días a Almería.

Lo mejor | Anuar; ya se nos ponen los dientes largos al imaginar un centro del campo con Anuar y Luismi. Mata; sigue en estado de gracia, y ya van 8 goles; los mismos que todo el Lugo (que curiosamente lleva los mismos puntos que el Pucela). Por fin se dejó la portería a cero. Lección aprendida ante equipos que se encierran. Este es el Toni que queríamos ver. GIANNIOTAS.

Lo peor | Que sin la suerte que acompañó todo el partido no se sabe qué habría pasado. Que no todos los equipos van a salir tan débiles como el Alcorcón. Que no juguemos así fuera de casa. Que Anuar no haya sido titular hasta ahora. Y que no haya más jornadas entre semana para poder ver al Pucela más a menudo.

MVP: Anuar. El Pucela jugó al “tempo” del ceutí, aumentó el ritmo en la zona de 3/4 y ralentizó en el centro para desgastar la presión alfarera, ¿Por qué no ha sido titular hasta ahora?

GOLES:

1-0 | JAIME ‘Pichichi’ MATA | 41′

2-0 | MÍCHEL HERRERO | 60′

3-0 | JAIME ‘Pichichi’ MATA | 87′

4-0 | GIANNIOTAS | 91′

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s